martes, 25 de abril de 2017

Reseña: Una Historia de Violencia (John Wagner)


El dicho de “no todos los héroes llevan capa” está más que justificado en Una Historia de Violencia, un cómic acerca de cómo a una persona normal y corriente cuando tiene que hacer frente a dos asaltantes de su cafetería, disparándoles y convirtiéndose en una leyenda local de su pequeño pueblo. Todo ello enmarcado en un ambiente rural donde las cosas tienden a magnificarse cuando el suceso adquiere una repercusión nacional. No obstante el precio de la fama puede ser en ocasiones demasiado caro.

La historia corre a cargo de John Wagner nos sitúa en Raven’s Bend, un pequeño pueblo de Estados Unidos en el que se demuestra que estar en el momento preciso y en el sitio equivocado puede tener consecuencias fatales. Así le ocurre a Tom McKenna, un apacible padre de familia que regenta una cafetería y que se convierte en una estrella de televisión en todos los telediarios al matar a un asesino y ayudar a capturar a otro antes de morir víctima de ellos. Gracias a esta hazaña, la imagen de Tom es retransmitida a todo Estados Unidos y eso hace que unos mafiosos italo-americanos de Brooklyn vayan a buscarlo al creer que se trata de un viejo conocido con el que tiene cuentas pendientes de saldar.

En todo momento Vagner, quien se olvida aquí de personajes de acción como Dredd o Batman y juega con maestría con cierta ambigüedad de forma que no sepamos realmente si Tom tiene más de ángel o de demonio de lo que parece. Incluso la mujer con al que tiene un hijo adolescente y una hija más pequeña se replantea si de verdad conoce al hombre con el que comparte lecho todas las noches.

Cuenta en esta ocasión con Vince Locke a cargo de las viñetas quien ha sabido adaptar su crudo dibujo a un entorno donde sigue habiendo violencia pero donde la ausencia total de color hace que su “pincel” adquiera mayor protagonismo al tener que reflejar la sangre y heridas de un modo más deslavazado. Es cierto que al ser un dibujo poco vistoso, ello hará que algunas personas se lo piensen dos veces antes de coger el cómic de la estantería. Es posible que el maquetado cuadrangular de las viñetas pueda contribuir a que ciertas partes resulten visualmente monótonas, pero tranquilos porque la acción no deja que eso ocurra y el texto de Vagner vendrá al rescate al mínimo atisbo.

Para los que se sientan atraídos por él como es mi caso, los trazos de Una Historia de Violencia recuerdan fugazmente a los dibujos que todos hemos hecho alguna vez en la escuela con nuestro propio bolígrafo, pero lejos de ser simple, los matices y los detalles que Locke es capaz de dibujar ayudan a aportar realismo, suciedad y violencia a esta historia en los momentos más duros y descarnados.

Pero es sin duda el guión lo que eleva esta obra al olimpo junto a los pesos pesados. Un guión que va entrelazándose conforme avanzan las páginas ya que en el segundo capítulo se nos mostrarán piezas del pasado ayudándonos a entender las motivaciones de la banda de mafiosos que creen haber encontrado en McKenna a Joey, un viejo conocido que tenía que haber mordido el polvo hacía años. Los fantasmas del pasado harán que Tom tenga que anteponer la seguridad de su familia a todo incluyendo tener que matar para lograr su objetivo.

El tomo en cartoné de ECC recoge en casi 300 páginas toda la dureza de Una historia de violencia en una cuidada edición que descubrirá porqué David Cronenberg quiso adaptar esta obra al cine en aquella cinta protagonizada por Viggo Mortensen en el papel de Tom McKenna.

A través de este enlace podréis haceros con ella: https://www.ecccomics.com/comic/una-historia-de-violencia-2894.aspx

No hay comentarios:

Publicar un comentario