domingo, 31 de mayo de 2015

Análisis - Kung Fury: Street Rage, el videojuego



Ya hemos visto el famoso corto (no tan corto) del que todo el mundo habla, Kung Fury, y por supuesto también hemos probado su correspondiente videojuego, esta vez para dispositivos android.

Definitivamente los años 80 están de vuelta, la caspa, el exceso de neón, violencia y macarrez se ponen de manifiesto nada más comenzar a leer la descripción del juego en la Play Store de Google, atentos:

Un nuevo cartucho de juegos HT-2000 repleto de: Beet ‘em Up estilo arcade de peleas contra nazis, música inspirada en el éxito en alza de David Hasselhoff, gráficos auténticamente coloristas, más enemigos nazis a batir…”

Adéntrate en otra dimensión e medida que experimentas la diversión de Kung Fury: Street Rage, bate a los nazis para detener al Kung Führer y defender la Ley! Conviértete en acción, se Kung Fury!

Aviso: no se ha dañado a suficiente nazis durante la realización de este juego.



Pero, ¿cómo es este juego? Pues ni más ni menos que acción en estado puro. No puede saltar, ni sprintar, ni recoger ítems, sólo dar tortas y más tortas aguantando oleadas de enemigos.

Lo mejor del juego sin lugar a dudas el apartado gráfico, ya que nada más ejecutar la aplicación nos transportaremos a la época de recreativos gracias a la sensación de estar jugando en un viejo monitor de tubo y pantalla abombada, igualito que las máquinas arcade de entonces. Si no has vivido esta época, no tendrá mucha gracia para ti. Por suerte no es nuestro caso.

La descripción del título dice que se trata de un Beat ‘em Up, pero no es así exactamente. Para empezar solo disponemos de dos controles, ataque izquierdo y ataque derecho. Por ambos lados irán apareciendo enemigos, cada vez en mayor número y más poderosos. El único secreto es tratar de hacer los combos lo más largos posible. Cuanto mayor número de golpes seguidos demos, más poderosos serán nuestros ataques. También debemos procurar que los enemigos no nos golpeen ya que cada vez que suframos daño perderemos una vida, y solo tenemos tres.


A parte de esto, el juego no tiene nada más, pero vale la pene echarle un ojo y repartir justicia por el barrio para disfrutar de su exquisito diseño.

Por último decir que el juego es gratuito y puedes descargarlo aquí mismo. Os dejamos con el tráiler:



No hay comentarios:

Publicar un comentario