domingo, 1 de febrero de 2015

Crítica: Dead Body Road (Justin Jordan + Matteo Scalera)


Planeta Cómic nos trae Dead Body Road, un cómic que fue presentado por la editorial americana Image dentro de su sello Skybound, variante dentro de la propia Image, creado Robert Kirkman (The Walking Dead e Invencible) para que se dieran a conocer obras potencialmente exportables a la pequeña pantalla.

En la trama que tendremos en Dead Body Road veremos todo tipo de traiciones y asesinatos, justificados por un lado por la venganza que va a llevar a cabo el protagonista, y por otra parte por la obtención de un botín que se encuentra actualmente en paradero desconocido. El cómic nos mete de lleno en una historia de venganza y ajuste de cuentas. En este caso el protagonista vengará el asesinato de su esposa, el cual se ha producido durante un robo que se complicó más de la cuenta, y en el que la difunta esposa del tuvo la poca fortuna de tratar de evitar.

El protagonista está muy bien construido, recordándonos a otros grandes “héroes” del cine de venganza.


En los guiones tenemos a Justin Jordan, conocido por su brutal (en el sentido más violento de la palabra) trabajo para la serie de cómics de Image ‘La leyenda de Luther Strode’. Tras leer Dead Body Road, ha quedado bastante claro la predilección de Jordan por la violencia y la brutalidad, además en todas sus variantes, desde la cómica y gore que vemos en Luther Strode, hasta la más trágica y cruel. Aunque hay que decir que en este cómic está mucho más comedido que en la otra serie que hemos mencionado.

En los lápices tenemos a Matteo Scalera, al cual ni conocíamos, pero debemos decir que nos ha gustado mucho, con un estilo muy dinámico que nos ha recordado a John Romita Jr, otro dibujante que nos gusta, eso si, cuando le apetece dibujar. Lo cierto es que el dibujante se lleva toda la atención de esta historia que, seamos sinceros, tampoco tiene demasiado de contar. Es decir, podemos considerarla un buen thriller de venganza con dosis de acción, pero no es un guión enrevesado que nos aporte algo fresco. El dibujo sin duda es lo que más nos ha gustado. La narrativa gráfica es espectacular, llamando muchísimo la atención las persecuciones de coches, una en concreto las que podemos ver en doble splash-page son para enmarcar. La verdad es que el autor ha conseguido un resultado totalmente cinematográfico.


En definitiva, una obra que aunque carente de originalidad, es muy disfrutable sobretodo por el dibujo, y que Planeta Cómic nos trae en una edición de tapa dura de auténtico lujo, de 166 páginas.

Os dejamos enlace al producto en la editorial por si os interesa adquirirlo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario